Universidades privadas se unen al análisis sobre el cambio climático

Al final de un foro de dos días se firmó un acuerdo en donde al alrededor de siete universidades, incluidas la Utec, acordaron unificar esfuerzos en pro del cambio climático y el cuido al medio ambiente.

Wilber Góchez
Wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
Fotos: Oscar Sosa
La Palabra Universitaria
 

 

Con la finalidad de analizar, discutir, reflexionar y buscar soluciones viables, varias organizaciones e instituciones del Estado realizaron el Primer congreso nacional de cambio climático, El Salvador 2014”, el cual tiene como propósito crear un espacio de encuentro e intercambio de información técnico científica en materia ambiental.

El foro fue encabezado por la Universidad de El Salvador, junto a la Asamblea Legislativa y otras organizaciones ambientales, a varias universidades privadas del país, entre ellas la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) que a través de sus representantes brindó su aporte exponiendo los resultados de un estudio que realizó recientemente sobre los efectos del cambio climático.

El rector de la UES, Mario Nieto Lovo, aseguró que el congreso buscaba como principal objetivo convertirse en un espacio de diálogo para obtener insumos y promover el desarrollo de la formación académica, científica y tecnológica en sectores especialmente impactados por el cambio climático.

Al finalizar las intensas jornadas de ponencias y reflexiones sobre los evidentes impactos negativos en el medio ambiente salvadoreño, los representantes de las universidades privadas que acompañaron a la UES en este esfuerzo, firmaron un documento de compromiso para unificar acciones en pro del estado natural.

El rector de la Utec, Nelson Zarate, formó parte de la mesa de honor junto a los rectores de la UES, de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), Universidad Don Bosco (UDB), Universidad Francisco Gavidia (UFG), entre otras instituciones que han mostrado su apoyo a esta iniciativa.

 

El rector de la Utec dijo a La Palabra Universitaria que es precisamente este tipo de actividades las que en verdad ocupan a la academia, porque los efectos del cambio climático pasan por ser del especial interés de las universidades.

 

“Y qué mejor función podemos hacer desde la academia que poniendo a disposición el quehacer de diversos profesionales que pueden desarrollar proyectos para verificar el estado ambiental en las diferentes fases, eso se puede lograr a través de la investigación, la observación y el análisis técnico científico, que puede resultar un buen insumo para ejecutar efectivos planes de acción”, destacó Zárate.

 

En parte del contenido del documento que se firmó al finalizar la jornada, los rectores reconocen que el cambio climático y el incremento en las concentraciones de los gases de efecto invernadero están teniendo impactos negativos importantes para todos los países, en especial de la región centroamericana y los pequeños estados insulares.

 

Además reconocen que dado el  nivel de desarrollo que aún tiene El Salvador en el ámbito educativo y de creación de capacidades nacionales y locales, es de vital importancia crear espacios que permitan discutir los problemas, identificar prioridades y generar proyectos de investigación en diferentes áreas, en coherencia con las apuestas estratégicas del país para reducir la vulnerabilidad y lograr un desarrollo sustentable.

 

A partir de esta preocupación compartida por las instituciones de educación, los rectores de las universidades que han participado en el congreso se comprometieron a fortalecer los mecanismos de colaboración y establecer iniciativas de trabajo en conjunto, con relación a la temática del cambio climático.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ siete = 12