La pedagogía de la investigación de cátedra como un imperativo académico para la reconstrucción de la memoria

Licda. Morena Guadalupe Magaña de Hernández.
Coordinadora del Departamento de Castellano de la Utec.

 

Sólo cuando vamos despertando nuestra conciencia, vamos exigiéndonos y exigiendo mejores condiciones de vida; por eso es urgente tomar conciencia de la necesidad del cambio y capacitarnos para realizarlo, puesto que:

La demanda de la recuperación del sujeto, de la vida humana concreta, de la vida para todos, en las construcciones sociales y en las construcciones culturales: ciencia, filosofía, teología, etc. Es la demanda más urgente en el mundo de hoy. Si no puede construirse una sociedad sin imaginarla, entonces la construcción de alternativas pasa por una renovación radical de nuestros actuales marcos categoriales.

(Hinkelammert   y Mora, 2005. Pág, 19)

No cabe duda que la educación es la clave para lograr la toma de conciencia de la necesidad del cambio; pero no una educación concebida como transmisión de información, sino como una reflexión crítica sobre la realidad ecológica, económica, política, espiritual y cultural; esa que capacita a al ser humano para tomar decisiones eco consiente y que realiza sus cambios con estrategias inteligentes y oportunas, encaminado por la investigación, la reflexión y la acción, que le conducen a tomar decisiones ahora desde la vida misma, porque gracias a la educación reflexiva va redimensionando la vida con menos borrosidad y con mayor compromiso, al saber que el ser humano es un ser natural, corporal, necesitado, es decir, sujeto de necesidades.

La naturaleza vista desde la educación es un proceso creativo e interconectado en el que nada puede ser entendido por sí mismo, sino por su pertenencia a la infinita y extensa danza de la creación.

Desde la perspectiva científica, considero que para comprender las partes de un fenómeno, de un suceso, es necesario estudiar su interrelación con el resto de los fenómenos, pues como ya lo dije anteriormente, la naturaleza es un proceso creativo e interconectado en el que nada puede ser entendido por sí mismo, sino por su pertenencia a la infinita y extensa danza de la creación.

Leer a lo largo de mi vida la enorme desproporción y desigualdades sociales de las que son víctima varios sectores de mi sociedad, fue precisamente el detonante que despertó en mi ser la necesidad de alcanzar una nueva comprensión del universo que rodea hoy, y que ha rodeado por mucho tiempo a grandes sectores poblacionales de mi pequeño El Salvador.

La labor de docentes y estudiantes comprometidos con la revitalización de la memoria histórica, con la cultura, con el arte y especialmente con la vida; la vida en sus múltiples formas y manifestaciones, debe trascender los espacios áulicos e ir de manera creativa al encuentro con la vida, pues una de las formas de comprender la reconstrucción de la memoria de un pueblo es conociendo el esfuerzo que estudiantes, docentes y otros colectivos humanos hacen por mantener viva sus costumbres, sus raíces, su historia.

 

Acercarse a la historia

Los estudiantes de la asignatura Expresión oral y escrita del español, en la Universidad Tecnológica de El Salvador, han venido acercándose a la historia, así como también desarrollando sus competencias en materia de investigación de cátedra, con el propósito de fortalecer su proceso de formación para la vida.

Se les ha permitido desarrollar un sólido proceso para investigar los hechos históricos, culturales, sociales, ecológicos, étnicos, de diferentes épocas, al indagar la historia del municipio de San Juan Talpa, recorriendo el pueblo, entrevistando a los habitantes, especialmente a los abuelos y buscando los documentos que evidencian lo sucedido a lo largo de la historia.

La investigación la han realizado en San Juan Talpa, departamento de La Paz, específicamente en el complejo educativo profesor Alberto Varela.

Nuestros estudiantes universitarios se han sorprendido al ver como ahí niños, niñas, jóvenes, docentes, padres y madres de familia y habitantes de las comunidades indígenas, son acompañados por el profesor Edgardo Orellana, mediante un proceso pedagógico sistematizado. Con estrategias dialógicas, colaborativas y participativas, sus estudiantes van reconstruyendo los hechos culturales que, a pesar del paso del tiempo y de las circunstancias, permanecen en las calles, en las casas en el rostro de las personas.
Los miembros de la comunidad entrevistados comparten con una especie de sentimiento de agradecimiento, ya que desde hace varios años los estudiantes por medio del profesor Edgardo Orellana, han desarrollado un proyecto pedagógico para rescatar la historia desde la revitalización de la lengua náhuat como patrimonio cultural de su pueblo. Desde sus ancestros y a través de las voces de los habitantes del municipio, se siente la satisfacción de estar manteniendo viva su historia.

La experiencia de nuestros estudiantes de la Universidad Tecnológica de El Salvador con la memoria histórica comenzó hace varios ciclos de estudio, y ha ido adquirido tanta importancia y trascendencia que en este ciclo 02-2014 llevó a la comunidad universitaria de la escuela de idiomas a desarrollar el Primer festival cultural del náhuat, cuyo lema fue Revitalización de la lengua náhuat, un compromiso de todos y todas por la vida.

La Lengua náhuat fue el núcleo generador de toda la experiencia que llevó a los jóvenes de Expresión oral y escrita a realizar nueve investigaciones de cátedra en comunidades indígenas de Santo Domingo de Guzmán y San Juan Talpa: La vestimenta náhuat, Espiritualidad ancestral de los náhuat, Revitalización de la lengua náhuat, Gastronomía náhuat, Cosmovisión náhuat, Raices y costumbrres náhuat, Tradiciones náhuat, El náhuat ¿una lengua prohibida? Representación de la Cultura náhuat por hombres y mujeres.

Fue una ardua búsqueda de información en diferentes fuentes de consulta directas, bibliográficas, emerográficas, entre otras. La información que encontraban la contrastaban con la de otros equipos de la clase. Además se practican simulacros de entrevistas en las que un estudiante hace el papel de entrevistado y otro el de entrevistador; al terminar, el resto de compañeros evalúa el simulacro para corregir la fallas, luego, con sus celulares, grabadoras y algún otro aparatito tecnológico, los estudiantes llevan a cabo el trabajo de campo y regresan a la clase, en la que se realiza un análisis general de la información encontrada, para luego hacer su registro respectivo y su presentación.

La búsqueda de información fue muy determinante pues implicó la lectura de periódicos, revistas y libros, así como la visita a lugares públicos como la biblioteca municipal, la casa de la cultura, la casa de los abuelos, las cooperativas, la emisora municipal, escuelas, entre otros la cual fue indispensable.

El trabajo permitió una identificación de los jóvenes con su pueblo y su cultura, la preservación de la vida y las costumbres de sus antepasados y cómo ésta ha dejado huella en la historia de nuestro El Salvador y en la memoria de las y los salvadoreños.

 

Sistematizar la investigación

El proceso de sistematización de la actividad investigativa que realizan los jóvenes es fundamental y cobra sentido, pues los mismos estudiantes, con el acompañamiento de su docente, recopilaron y procesaron la información en documentos como audios de las entrevistas; estos los transcribieron para dar paso al informe final. Este informe fue socializado en el aula de clase, antes de la semana en la que se realizó el festival cultural.

El viernes 31 de octubre de 2014 presentaron a la comunidad universitaria Utec, los frutos visibles del trabajo dialógico, colaborativo, significativo, placentero y transdisciplinar que han venido desarrollando.

Los estudiantes utilizaron las nuevas tecnologías y ayudas audiovisuales, vinculando conocimientos informáticos en el proceso de sus investigaciones.

Los jóvenes investigadores presentaron de manera creativa las evidencias de las visitas y los encuentros con diferentes actores de la comunidad que han sido colaboradores durante el proceso, entre los que se evidencian directivos de las comunidades, representantes de ONGs, artesanos, docentes, directores de las instituciones educativas, padres y madres de familia, abuelos y otros actores quienes son fuente de referencia directa y permanente, que hacen de la investigación de cátedra un ejercicio pedagógico fascinante cargado de retos y compromisos por la vida.

Nuestros estudiantes poco a poco se van identificando con nuestros pueblos originarios e indígenas, se prioriza su visibilización y el reconocimiento desde la comunidad académica, como descendientes de nuestros ancestros.

Las investigaciones concluyeron con el Primer festival cultural del náhuat, que convocó a artesanos, docentes, estudiantes, padres y madres de familia de las instituciones educativas y comunidades indígenas que apoyaron las investigaciones.

Hubo ponencias a cargo del reconocido líder indígena José Raúl Cortez Vásquez, coordinador de la red de ONGs de comunidades indígenas para América Latina, además se contó con la participación del maestro Edgardo Orellana, del complejo educativo profesor Alberto Varela (San Juan Talpa, La Paz), así como docentes y estudiantes de la facultad de ciencias sociales, de la escuela de idiomas de la Utec.

Como un ejemplo de lo que se trabajó, el profesor Edgardo Orellana hizo durante el festival una serie de actividades con los estudiantes, en las que se destacó el tema de la revitalización de la lengua náhuat como elemento fundamental de derechos humanos de los pueblos ancestrales, situados en una región fuerte y duramente golpeada por actores violentos a lo largo de nuestra historia.

 

Tema de importancia

Sin duda alguna nuestros estudiantes instigadores van fundamentando las bases epistemológicas en un tema de suma importancia y mucha trascendencia cultural, pues realizan entrevistas a los propios pobladores y registran información valiosa, encontrada de parte de los actores visibles que aún son víctimas de la historia triste, latente y sensible en todo su tejido social, cultural, étnico y humano.

Las investigaciones son presentadas en la clase, seleccionamos los mejores trabajos de investigación y guardamos todo ese material. Luego los temas y ámbitos de la investigación son presentados a los estudiantes de los siguientes ciclos de estudio, lo que les sirve de base para sus próximas investigaciones.

Haber implementado la pedagogía de la investigación de cátedra les está ayudando a los estudiantes a desarrollar sus competencias comunicativas en relación con una aproximación interdisciplinaria, pues estamos desarrollando a partir de las investigaciones, otros temas como la oratoria y los diferentes modos discursivos, partiendo de los intereses e inclinaciones que les ha generado la investigación realizada.

Hacer este tipo de investigaciones lleva a nuestros jóvenes a conocer la historia, a ser críticos y propositivos, a reconocerse y a reconocer que cada uno de nosotros en menor o mayor proporción, llevamos en nuestro cuerpo, en nuestro tejido orgánico y en todo nuestro ser, sangre náhuat, pues nuestros ancestros nos legaron esa herencia de la que debemos sentimos más que orgullosos, dignos, agradecidos y comprometidos con la vida, la de nosotros, la de los demás y la vida del planeta.

Por mi parte, como educadora, espero seguir dando mis aportes desde la academia para que toda nuestra comunidad educativa continúe haciendo esfuerzos que les lleve al despertar de la conciencia colectiva y a reconocer que nuestros pueblos indígenas tienen derechos, y que enmarcan mucho el sentir y pensar de nuestros hermanos ancestrales.

     

One Response to La pedagogía de la investigación de cátedra como un imperativo académico para la reconstrucción de la memoria

  1. Juan Ruben Perez Hernandez dice:

    Es muy importante el trabajo de investigación, es una herramienta que deja mucha enseñanza, un aprendizaje que se ancla en el estudiante, un aprendizaje significativo.

    Asimismo permite que los estudiantes tomen conciencia de la realidad nacional y en el futuro se vuelvan agentes de cambio, de soporte para la sociedad, para lograr poco a poco una mejor sociedad; mas equitativa, mas justa, mas unida. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × 5 =