Es la actitud positiva la que marca la diferencia en tu vida

Por: Yeni Patricia Contreras de Montes

Con el pasar del tiempo te das cuenta que la vida es un viaje de larga duración, lleno de aventuras adversas y favorables, es decir, las circunstancias positivas y negativas van y vienen; sin embargo, cada ser humano las enfrenta de forma distinta siendo un elemento clave la actitud que muestra ante ellas.

William James expresa que “El hombre tiene la facultad de modificar su vida modificando su conducta” y ¡vaya que tiene razón!

Las experiencias se adquieren y, como ser humano, puedes enfrentarte a adversidades diarias pero es la actitud el pequeño elemento que hace la gran diferencia. Si te detienes a observar y analizar que dentro de ti está todo lo que necesitas para superar los desafíos de la vida, verás que no hay barrera que pueda vencerte, simplemente debes poner el toque principal en tu diario vivir: una actitud positiva.

 

No hay persona que no tenga problemas

Si observas a tu alrededor, comprobarás que no hay personas sin problemas, pero sí es posible ser tan feliz como te lo propones, la importancia radica en la actitud con la que los enfrentas. Recuerda que “los obstáculos son esas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu meta”, tal como lo menciona Henry Ford.

No te detengas, sigue adelante luchando por lo que quieres alcanzar. Que tus metas vayan más allá de lo que puedes imaginar, toma en cuenta que si te lo propones y trabajas arduamente lo vas a lograr. Mantén tu cabeza en alto, tu mirada hacia al frente y no pares jamás, deja que sea tu actitud positiva la que te lleve al éxito, marca la diferencia en tu entorno y vive feliz con lo que tienes.

Sé ese joven ejemplo, al que todos quieren seguir, y no para sentirte más que otros sino para que la satisfacción personal sea plena y puedas ayudar a los demás a alcanzar sus sueños. Si dejas que la negatividad se apodere de tu vida, seguramente, habrás fracasado, no le des pie a que llegue a ti, contrástala con una mente y actitud positiva.

En la vida hay obstáculos pero puedes vencerlos, probablemente sea el tiempo lo que te dificulte luchar por lo que anhelas o a lo mejor son las circunstancias laborales, familiares, etc. No obstante, puedes cambiar el panorama, con esfuerzo, dedicación y, sobre todo, pasión por lo que deseas lograr.

 

El Salvador y su denominador común

La juventud salvadoreña vive en zozobra, con temor de lo que pueda pasar en el día a día, trabaja para sustentar los gastos diarios y, por si fuera poco, no todos tienen la oportunidad de estudiar, arriesgándose a ingresar a una universidad y no poder finalizar el cometido. Ahora bien, la sazón la pone el joven que vive bajo el elemento clave: una actitud positiva.

Aunque los días parezcan grises y sientas que no puedes más, detente, piensa y actúa siempre positivamente. Toma en cuenta que de lo que hagas hoy depende tu futuro, es decir, si tu actitud es positiva vas a brillar en medio de la oscuridad. Sé quien quieres y anhelas ser, no te des por vencido, el mañana depende de lo que hagas hoy.

La actitud positiva te llevará a la cima. Vive como si fuera el último minuto y actúa como si fueras a ser galardonado.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cuatro × = 20