Carlos Valencia: La Utec es mi vida, mi casa, mi familia, mi proyecto de vida

El administrador académico llegó a la Utec hace 30 años como asistente de uno de los fundadores del centro de estudios, el entonces administrador general Mario Juárez y, desde entonces, dice no se ha desvinculado de la universidad.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv 
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

Más de 30 años han pasado desde que Carlos Valencia se integró al equipo de trabajo de la Universidad Tecnológica (UTEC), de los cuales los último 28 años se ha desempeñado a cargo de la administración académica, labor que le ha permitido ser uno de los principales referentes en el proceso de desarrollo que la institución ha mostrado.

El profesional de la docencia, que llegó a la institución gracias al apoyo de uno de los fundadores y con quien mantenía buena relación de amistad, deja en evidencia su enorme gratitud por la institución y por las autoridades que en 30 años le han brindado su apoyo en los momentos que más lo ha necesitado.

cvalencia“Vine a trabajar a la universidad hace 30 años, el primero de febrero de 1986, gracias a la amistad y compañerismo que había construido en mis tiempos de estudiante en la Universidad de El Salvador con Mario Juárez, a quien le pedí que me consiguiera trabajo en la universidad y en seguida me trajo como su asistente en la administración general de la institución.

Recuerda que por su formación como profesor en la escuela normalista, el trabajo que desempeñaba en la Utec solo era de medio tiempo, pues en las mañanas se dedicada a la loable labor del profesorado en el nivel de educación básica, aunque esa dinámica fue por pocos años ya que pronto le harían el ofrecimiento de quedarse trabajando en la Utec a tiempo completo.

“Me ofrecieron la oportunidad de trabajar a tiempo completo como encargado de organizar la unidad de bienestar estudiantil”, recuerda.

Pero desde el mes de julio de 1988 que el rector Mauricio Loucel le mandó a llamar a su despacho para darle la buena noticia de su nombramiento como administrador académico, se ha mantenido en el cargo hasta la fecha. “Cuando el señor rector me dio la noticia, yo le dije: muchísimas gracias por el ofrecimiento, pero creo que esa camisa me queda demasiado grande. No, me dijo, confiamos en usted. Y gracias a Dios hasta el día de hoy no lo he defraudado”, reflexiona.

Agrega que “cuando tome la decisión de trabajar a tiempo completo en la Utec, creo que fue la mejor decisión de mi vida porque aquí he hecho mi plan de vida. Lo único que siento por la universidad es solo gratitud, me han apoyado en los momentos más difíciles de mi vida, especialmente el apoyo incondicional que me han mostrado en el padecimiento de enfermedades graves que me ha tocado vivir”, recuerda con especial agradecimiento

“La Utec es mi vida, mi casa, mi familia, mi proyecto de vida. Gracias a la Utec he formado a mis hijos, he logrado tener mi casa”, refuerza con claras muestras de orgullo.

Después de 35 años de fundación de la Utec, Carlos Valencia expresa su admiración por el desarrollo que la institución ha mostrado en más de tres décadas, evolución que dice ha sido posible por la determinación y visión que sus funcionarios siempre han tenido con el rumbo que le han dado al proyecto académico.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 × = quince