Blanca Ruth Orantes: Crear la dirección de relaciones internacionales fue una importante y visionaria decisión

Dicha dirección es la responsable directa de gestionar ante la cooperación internacional diferentes proyectos hacia diferentes países de América, Europa y otras regiones del mundo.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv 
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

La dirección de relaciones internacionales de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) es otro de los elementos que en los últimos meses se ha sumado a engrosar la lista de atributos que hacen de la institución un referente de impacto positivo ante los diversos sectores de la sociedad.

Dicha unidad, que oficializó sus operaciones desde el mes de agosto de 2015 y que es dirigida por la profesional de las relaciones internacionales Blanca Ruth Orantes, es la responsable de gestionar ante la cooperación internacional diferentes proyectos, entre ellos de fortalecimiento institucional en los programas Erasmus Mundus, Programa Líderes Emergentes, así como buscar cooperación bilateral con universidades y organizaciones de los Estados Unidos, México, Canadá, Colombia, Perú, Japón, Corea, Finlandia, Alemania, entre otros.

Además, la gestión por medio de las redes internacionales a las que pertenece la Utec, como lo son la Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria (RLCU), Eureka International, INCA y HACU. Con esta gestión, uno de los programas que ha visto su crecimiento es el de movilidad estudiantil hacia diferentes países de América, Europa y otras regiones del mundo.

“Crear la dirección de relaciones internacionales fue una importante decisión porque ha permitido sistematizar y organizar de mejor forma los esfuerzos que ya se estaban haciendo en materia de movilidad estudiantil y profesional de personas relacionadas a la universidad. Además, esto ha permitido la creación de algunas herramientas que facilitan la vinculación con otras instituciones y que los interesados en movilidades bilaterales conozcan las características de la Utec”, resalta Orantes.

Si bien es cierto las iniciativas por el desarrollo de movilidades estudiantiles se practicaba desde hace varios años, el no contar con una unidad especializada que se dedicara de lleno al quehacer de las relaciones internacionales, las oportunidades que se dieron no se aprovecharon como se debía. Actualmente se manejan 10 programas de movilidad con financiamiento y 19 proyectos (entre proyectos ganados y propuestas con redes internacionales y bilaterales con instituciones socias y asociadas).

Orantes explica que siendo directora de investigaciones hizo sus primeras vinculaciones internacionales en una participación que hizo con la RLCU, luego tuvo participación en un encuentro internacional de universidades de la Red Inca que se dio en el país. “Esa fue como una oportunidad para la Utec. Ahí expuse sobre el quehacer internacional de la Utec”, explica.

Reconoce que el haberse involucrado en la RLCU y la red Inca ha sido de suma importancia, pues a partir de ahí la Utec se empezó a insertar en otras iniciativas, entre ellas la que en 2012 los llevó a ganar el primer proyecto de movilidad con Erasmus Mundus, el de Laminetec.

“Después en 2014 ganamos otros dos proyectos, Eureka SD y en el 2015 MayaNet y Cruz del Sur; sin embargo, a partir de 2015 la dimensión de la internacionalización cobró mayor fuerza con la creación de la dirección de relaciones internacionales de la Utec”, explica Orantes.

Esos fueron los inicios en la búsqueda de la internacionalización y, a partir de ahí, el ingeniero Nelson Zárate, que en ese momento se desempeñaba como vicerrector académico, encomendó a Orantes que representará a la institución ante la Red Inca, de la que en su momento formó parte de la junta directiva y con ello tener mayor protagonismo hacia el exterior.

blancarPosteriormente todas las autoridades han apoyado el quehacer en los programas de internacionalización lo que ha permitido la conformación de esta unidad.

Orantes agrega que en su unidad se atienden particularmente los proyectos de cooperación que están dirigidos bajo tres líneas de acción, como las iniciativas de fortalecimiento de capacidades, los programas de movilidad (que buscan primordialmente que sean bilaterales) y la participación activa en las redes internacionales.

Esto permite que la Utec a nivel internacional logre posicionarse como una institución que se establece como un socio importante y que cumple con el perfil que establece la cooperación internacional.

“Una de las cualidades que tiene nuestra universidad es su disciplinada forma de trabajar, cumplir con la palabra dada y eso es muy bien valorado por la cooperación internacional. En nuestro trabajo no está comprometido un nombre en particular, sino que está comprometido el nombre de nuestra universidad”, resalta.

La profesional de las relaciones internacionales destaca que hay muchos retos por delante en el trabajo que desarrolla la dirección, que no traza sus objetivos solo en aumentar el número de personas que se benefician con las movilidades o los proyectos ganados, sino también en crear una cultura de internacionalización, misma que debe verse primordialmente como un indicador de calidad para la institución y para los estudiantes que se forman en el exterior.

“Nos proponemos el reto de aprovechar todos los niveles de cooperación a nivel de embajadas y a nivel de organismos internacionales para beneficiar de mejor manera a nuestros estudiantes”, destaca Orantes.

Blanca Ruth Orantes, quien durante muchos años se dedicó a aportar al desarrollo institucional desde la dirección de investigaciones, reconoce que su trabajo en ese cargo le permitió abrirse espacio en el área de las relaciones internacionales, pues el quehacer en el área investigativa tiene mucha relación con internacionalización, debido a que muy a menudo se debe participar en congresos internacionales, presentaciones fuera del país, entre otras actividades.

Agrega que su trabajo es una combinación de la formación profesional en el área de relaciones internacionales, complementada con todo lo que ha aprendido en la universidad en 20 años que tiene de formar parte de la institución.

“Esto me ha permito establecer excelentes relaciones con todos mis compañeros de trabajo y además conocer bien a la universidad en todos sus aspectos”, reflexiona.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 × = cuarenta