Modesto Ventura: gracias a Dios y a la universidad soy el profesional que soy

El vicerrector académico que llegó a estudiar a la Utec en 1981 es un claro ejemplo de superación, esfuerzo y visión de crecimiento personal y profesional.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv 
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

Más de tres décadas han pasado desde que una gran promoción de ejecutivos con visión empresarial tomó las riendas de todas las áreas del proyecto académico de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), esos que con el paso de los años han tenido que ceder sus posiciones al relevo generacional que los debe suceder con el mismo ímpetu, perspectiva, y dinamismo de trabajo.

El vicerrector académico, José Modesto Ventura, es parte del relevo generacional que ha llegado a la universidad para ser parte de ese selecto equipo de ejecutivos que ahora deben llevar las riendas de la institución.

Pero llegar hasta donde está no ha sido tarea fácil para el académico, pues según destaca, eso es fruto de todo un proceso integró en el que ha tenido que demostrar capacidades profesionales y humanas desde la época en que llegó como estudiante a finales de la década de 1980.

“Ingresé a la universidad en el ciclo 01 de 1989 como estudiante de la licenciatura en psicología y egresé en 1994. Fue desde ese momento, por la gracia de Dios, que en la universidad me dieron la oportunidad de formar parte del equipo de trabajo, es decir, acabo de cumplir 22 años de ser parte de la familia Utec”, recuerda.

Dice que la oportunidad de trabajar en la universidad se le brindó porque siempre fue un estudiante bastante activo, que se involucraba en todas las actividades que la institución organizaba, así como también vivir el mundo de la vida universitaria, eso le permitió tener bastante participación a nivel de su carrera.

Resalta además su vinculación permanente que tuvo como uno de los colaboradores del Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña (CIOPS), del cual fue encuestador en servicio social, luego colaborador del supervisor de zona, así se fue desempeñando en varias funciones hasta que se convirtió en supervisor de ruta y después de tantos años aún sigue siendo parte del equipo técnico del centro de investigaciones de la Utec.

 

venturaLa oportunidad laboral que lo catapultó

Recuerda que cuando recién había empezado a trabajar en la universidad le ofrecieron otro puesto con más responsabilidad, se trataba de fundar y coordinar la unidad de orientación estudiantil, compromiso que no quería aceptar debido a que eran sus primeras experiencias laborales. Su negativa dice, de inmediato llego a oídos del vicerrector académico de la época, el ingeniero Nelson Zárate, quien le mandó a llamar.

“Me cuestionó por qué no quería aceptar la oportunidad, me preguntó si en la vida no tenía expectativas de crecimiento, de desarrollo dentro de la universidad; le respondí que sí, pero le manifesté mi temor de no poder desarrollar las funciones en el nuevo puesto.

Él me dio una condicionante, me ofreció quedarme a prueba por un período de tres meses trabajando al lado de una persona que me formaría en el desarrollo de las funciones y sí a los tres meses yo manifestaba no estar capacitado para el puesto, me regresaría a la coordinación de instructores y fue bajo esa consigna que acepté”, explica.

Recuerda que ya en la marcha le entusiasmó la dinámica de trabajo en el puesto como coordinador de la unidad de orientación estudiantil, puesto que ocupó por un período de dos años.

Pero las habilidades, desarrollo profesional y entrega le permitieron que le ofrecieran la oportunidad de coordinar la carrera de psicología, función en la cual ha sido el más joven con solo 26 años, que en ese tiempo recién había cumplido.

Después de nueve meses al frente de la coordinación de la carrera en salud mental hubo otro cambio y es que se tratababa del puesto como asistente del rector adjunto de la época, que era ocupado por el ingeniero Nelson Zárate y, desde entonces, se ha venido desarrollando muy de cerca del trabajo que realizan los fundadores y ejecutivos de la universidad.

Ventura recuerda que antes de tener la oportunidad de dirigir la vicerrectoría académica, debió pasar por otras áreas como la dirección de extensión universitaria, la dirección de apoyo a la docencia, la dirección de planificación y cinco años previos a su actual cargo también se desempeñó en la unidad de estrategia y acreditación, que dependía directamente de la presidencia de la Universidad.

“Yo amo a esta institución, yo siempre he dicho que gracias a Dios y a la universidad soy el profesional que soy, soy el ser humano que soy, soy lo que trato de proyectar a otros”, reflexiona.

Para el vicerrector académico la universidad en el futuro se proyecta como lo que es, la universidad que impacta no solo a nivel local, sino a nivel regional y a nivel de otras latitudes.

“Yo veo a la universidad en los próximos años establecida con un posicionamiento local y expandirnos a la región y en la unión americana”, puntualiza el vicerrector.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres − 3 =