Carlos Reinaldo López Nuila: en 35 años la universidad ha desarrollado su propia identidad

El vicepresidente de la junta general universitaria destaca que la Utec se ha diferenciado y ha sabido marcar el camino de lo que en verdad debe ser una institución de educación superior.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv 
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

Después de 35 años de recorrido en el quehacer de la formación profesional de miles de personas, la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) sigue demostrando en todos los aspectos que existe con el propósito de posibilitar acceso de servicios educativos a amplios sectores poblacionales, creando, desarrollando y difundiendo conocimientos, de alto nivel ético, académico y profesional, a fin de promover los cambios fundamentales que la sociedad necesita.

Por ello sus fundadores tuvieron la mirada de alojar desde sus cimientos un recinto universitario en el centro histórico de San Salvador, que buscaba, entre otras cosas, reanimar y mantener con dinamismo y vida la zona, contribuir a la revitalización de la estructura arquitectónica, histórica y cultural de la zona.

Pero en realidad no eran solamente esos los objetivos y filosofía de las personas visionarias que se involucraron en la fundación de la casa de estudios superiores, también querían hacer cumplir a cabalidad el mandato de la misión que establece la facilidad de acceso de servicios educativos a amplios sectores poblacionales.

Por ello el vicepresidente de la junta general universitaria, Carlos Reynaldo López Nuila, destaca la importancia que tiene para facilitar el acceso a estudiantes, la estratégica ubicación del campus universitario, ya que es una zona en donde convergen todos los recorridos o rutas de acceso del transporte público, provenientes de los cuatro puntos cardinales.

“La idea de tener el campus en el centro histórico de la capital está ligada directamente con el pensamiento de la misión de la universidad que es dar formación profesional a inmensos sectores de la población. No somos elitistas, no nos hemos encerrado en un campus en donde el único acceso es para las personas que tienen carro, nuestro campus está pensado para que lleguen los estudiantes en autobús”, enfatizó.

Destaca que la presencia de la Utec ha marcado su propia ruta de desarrollo académico, pues una de las principales filosofías de la casa de estudios superiores es ser diferente pues además de la parte académica-formativa, se trabaja muy de cerca con la parte de la investigación, la proyección social y otros aspectos que fortalecen la identidad de los salvadoreños y su cultura.

“La universidad ha desarrollado su propia identidad y ha ido marcando el camino de lo que debe ser una institución educativa. Hay instituciones educativas que únicamente están dedicadas a la docencia, a la enseñanza, en cambio nosotros nos preocupamos mucho por la parte de la investigación, hacemos mucha proyección social y, consecuentemente, son aspectos que fortalecen nuestra identidad, pero también fortalecen a la cultura nacional”.

El fundador destacó también que en el marco de la conmemoración de los 35 años de la Utec, en el Museo Universitario de Antropología (MUA) se instalará una sala temporal en donde se destacarán todos los elementos identitarios e históricos de la institución.

“En nuestra sala temporal vamos a organizar una exposición de todos los antecedentes de la universidad, el esfuerzo que se ha hecho a lo largo de estos 35 años y de la presencia que ha significado una institución educativa para la gente, para el país”, puntualizó.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 × cinco =