Adolfo Araujo: el mentor de los modelos educativos en la Utec

La formación de los docentes, el modelo formativo de las salidas laterales y la formación por competencias son los principales aportes que el fundador ha dado a la institución, elementos que han llevado a la Utec a contar con su propio sello de particularidad.

Wilber Góchez
wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv 
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

Después de 35 años la historia de fundación, desarrollo y evolución de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) aún es narrada de cuenta propia por sus fundadores, esos hombres que en aquel momento de mucha tensión social, política y económica tuvieron la visión y firme convicción de instaurar una institución de formación universitaria que poco después en la historia se constituyera como una de las más grandes e influyentes en el país.

Podría ser que Adolfo Araujo, uno de los fundadores, sea considerado como la mente maestra de la Utec porque ha sido el encargado de definir las líneas de los modelos de formación que en más de tres décadas se han venido implementando.

“Yo siempre me dediqué a la parte de la formación de los docentes, seleccionador y capacitador de los mismos, así como trabajar en el diseño de los modelos de formación en la institución”, exalta el experto de la pedagogía.

Enfatiza que desde el surgimiento en 1981 se dieron varias situaciones que permitieron que la Utec fuera única porque se hicieron varias cosas innovadoras. Iniciaron el modelo formativo de las salidas laterales que consiste en que la educación no debe ser concebida como un tubo, con una sola entrada y una sola salida, sino que debe ser con una entrada, pero con varias salidas, a nivel de técnico, a nivel de tecnólogo, a nivel de ingeniería, a nivel de maestrías, entre otras.

“Ahora es muy común, pero en esa época fue muy criticado. El estudiante de antes iniciaba su carrera y podía ejercer en un trabajo hasta que se graduaba, con este nuevo sistema que implementamos los estudiantes se especializan en varias áreas y por ello, cada cierto tiempo en el desarrollo de su carrera, están capacitados para ir ejerciendo en distintas áreas del saber en su profesión”, explica el experimentado formador.

araujoromaLa maestría en formación docente es otra de las iniciativas que Araujo ha ayudado a instaurar en la universidad, pues considera que el profesor universitario debe ser dotado de todas las herramientas pedagógicas necesarias para que desarrolle un trabajo de calidad en las aulas. “La maestría en docencia le dio un buen empuje a la universidad porque logramos que el docente dejara de ser un expositor, sino que se volviera un facilitador y proporcionador de medios de aprendizaje”, explica.

“Tratamos por todos los medios que los profesores ya no fueran los sabios que solo hablan y que el estudiante solo se limita a escuchar, sino que empezarán a trabajar en equipo y más interacción. Trabajamos mucho en la metodología de la enseñanza y del aprendizaje”, destaca.

La formación por competencias es otra de las grandes apuestas que desde hace algunos años la Utec ha impulsado como parte su estrategia de desarrollo en cuanto a la enseñanza pedagógica, misma que al igual que los proyectos anteriores ha sido emanado de la majestuosa mente del ingeniero Adolfo Araujo.

“Nuestros planes de enseñanza siempre fueron actualizándose permanentemente, nunca nos quedamos quietos, siempre estamos innovando y en esa línea es que la formación por competencias es nuestra gran apuesta en estos momentos. En el futuro buscamos que la enseñanza sea en base a módulos en lugar de asignaturas para que haya más flexibilidad y que el estudiante pueda escoger más lo que le interesa, más que someterse a un plan rígido de formación”, explica.

Araujo reconoce que hay mucho trabajo por hacer en materia de formación por competencias, pero explica que desde que se empezó a impulsar el modelo en 2008 ya hay algunos resultados que dejan en evidencia que se está yendo por el camino correcto.

“Ya hemos hecho dos evaluaciones, una que midió las competencias de estudiantes que estaban a media carrera y otra que mide a los que están finalizando su carrera. Esto es un proceso largo y de convencimiento, no solo del profesor, sino también de los estudiantes”, analiza el profesional de los diseños curriculares de la Utec.

Adolfo Araujo dice que después de 35 años la Utec ha mostrado ser un sistema que se integra al esfuerzo de la transformación del país. “Creo que con los profesionales que egresan estamos ayudando al desarrollo y a la transformación del país”, reflexiona el fundador.

     

One Response to Adolfo Araujo: el mentor de los modelos educativos en la Utec

  1. JOSE ADOLFO ARAUJO dice:

    Todo lo hicimos en equipo con la motivación que siempre nos ofreció nuestro Rector Mauricio Loucel y su equipo.ok.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve × 8 =