Nelson Zárate: la Utec se caracteriza por la innovación

A 35 años de su fundación la Utec ha experimentado una considerable evolución y un evidente desarrollo académico e institucional, factores que se han consolidado en un importante compromiso con la sociedad.

Edna Orellana
edna.orellana@utec.edu.sv
Especial 35 años de la UTEC
La Palabra Universitaria

En 35 años de historia la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec) ha albergado en su alta dirección a hombres visionarios que han sabido llevar el rumbo de la educación del país, además ha hecho significativos aportes que han contribuido al desarrollo social mediante su amplio accionar socio responsable, diversos aportes científicos, alianzas estratégicas y la apuesta por la internacionalización.

Nelson Zárate Sánchez, quien desde el 2012 cumple con la invaluable labor de rector de la Utec y quien ha sido parte de esta familia académica desde sus inicios, asegura que el legado de la institución respecto a la sociedad se fundamenta no solo en los avances de oferta académica, al ser pioneros en el lanzamiento de innovadoras modalidades de estudio para el país, si no que asegura que la Utec tiene un fuerte componente social, el cual le retribuye al rector honorario vitalicio y principal fundador de la casa de estudios, José Mauricio Loucel.

Zárate destaca que el proceso de evolución de la oferta académica que la casa de estudios ha implementado y desarrollado, la ha posicionado como una institución que se caracteriza por sus procesos vanguardistas de formación académica.

zaratesanc“Nosotros fuimos los primeros en ofrecer la licenciatura en mercadotecnia, administración de empresas con especialización en computación, ingeniería en sistemas y computación y otras carreras con enfoque virtual y bilingüe, ese ha sido un buen componente”, destaca.

Según el rector de la Utec, la institución está comprometida con la sociedad y valida ese compromiso cuidando el centro histórico de San Salvador, mediante la conservación y restauración de los edificios y casas que la albergan y, muchas de estas edificaciones, son patrimonio nacional.

“La universidad Tecnológica tiene ese sentimiento de pertenencia con la infraestructura que está a su alrededor”, reflexiona.

Es en esta línea de crecimiento que la Utec desde 2015 expandió su campus edificando estratégicamente un moderno edificio en una zona de desarrollo empresarial, como lo es la colonia Escalón, el cual alberga desde el 6 de febrero de ese año a la facultad de maestrías y estudios de postgrado.

En virtud del compromiso de rescate y conservación del patrimonio cultural que ya se ha evidenciado en su campus del centro histórico de San Salvador, la Utec una vez más hace un aporte social con la restauración de la casa original que se encuentra en la propiedad en la que se edificó el nuevo inmueble de maestrías y que, en su momento, fue la casa de la familia de Enrique Álvarez Córdoba, empresario y terrateniente salvadoreño.

De  esta forma y con la suma de las iniciativas y la puesta en marcha de las mismas, es que la Utec es hoy por hoy un importante referente para la academia, es una universidad comprometida  y con grandes pinceladas de conciencia social, que la han llevado a impactar positivamente en la sociedad.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 × siete =