AUPRIDES adoptará casas de la cultura para apoyarles en el trabajo

Según el acuerdo firmado entre el gremio de universidades privadas y SECULTURA, cada universidad adoptará una casa por año.

Wilber Góchez
Wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
Fotos: Heidi Castillo
La Palabra Universitaria

 

Apoyar los esfuerzos de la diversificación cultural es una de las apuestas principales que la Asociación de Universidades Privadas de El Salvador (AUPRIDES) se ha puesto como meta.

Por ello, el consorcio de instituciones universitarias recientemente firmó un convenio marco de cooperación interinstitucional con la Secretaría de Cultura de la Presidencia (SECULTURA).

Según el acuerdo establecido entre ambas entidades, el convenio tiene como propósito contribuir a propiciar un cambio cultural que genere procesos sociales hacia la cultura de la creatividad y del conocimiento, mismo que se brinda en las distintas Casas de la Cultura en todo el país.

Para lograr ese objetivo, el presidente de Auprides, Reynaldo López Nuila, quien además es vicepresidente de la junta general universitaria de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), dijo que cada una de las universidades que forman parte de la asociación adoptarán una casa de cultura por año, misma que será establecida según el acuerdo entre las partes involucradas en la firma del convenio.

“Buscamos apoyar desde la universidad la presencia y desarrollo de la cultura popular, mediante la adopción paulatina de los centros oficiales que existen en cada ciudad, villa o pueblo de nuestro país”, destacó López Nuila.

Las casas de la cultura constituyen la red territorial de infraestructura de Secultura y, por medio de ellas, se posibilita el ejercicio del derecho de la población local a acceder y disfrutar de los programas nacionales de educación artística no formal y a la difusión artística y literaria.

El apoyo podrá ser mediante la entrega de bienes muebles o prestación de servicios como: equipo de oficina y/o de informática, papelería y útiles, maestros para talleres técnicos y artísticos, bibliotecas lúdicas, capacitaciones, intervención en la infraestructura, materiales de construcción y limpieza, entre otros.

El secretario de Cultura y director del Museo Universitario de Antropología de la Utec, Ramón Rivas, destacó la importancia que las universidades se interesen por apoyar la labor de la divulgación y conservación cultural del pueblo salvadoreño.

“Es importante que las universidades se muestren abiertas para apoyar la labor cultural, ya que a partir de ello las casas de la cultura podrán mejorar en diversos aspectos, desde el accionar cultural hasta la infraestructura de las mismas”, dijo Rivas.

Son 159 embajadas culturales distribuidas en todo el país, integradas en el proyecto Cultura viva comunitaria, los cuales son espacios de encuentro para los artistas y escritores locales y para la difusión de sus obras.

El convenio permitirá fortalecer el sector artístico y beneficiará a personas que hagan uso de estos espacios culturales.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + cuatro =