Séptimo congreso de ética y filosofía fue realizado en la Utec

Durante tres días se desarrollaron temáticas con relevancia social, en las cuales fue posible enmarcar la relación entre el pensamiento filosófico y la realidad social que se vive.

Fernando Gutiérrez
Fotos: Oscar Sosa
La Palabra Universitaria

 

La Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) desarrolló el séptimo congreso de ética y filosofía, con el objetivo de reflexionar sobre los diversos temas que ocurren alrededor del comportamiento y el día a día del ser humano y la relación que posee la filosofía en la cotidianidad.

Bajo el lema Viviendo la ética y la filosofía en la Universidad Tecnológica de El Salvador, este congreso pretende también reflejar una nueva visión de la realidad para que los estudiantes, a partir de los temas abordados, comprendan la vinculación que existe entre el pensamiento filosófico y la vida diaria y, de esta forma, poder entender los fenómenos que ocurren a su alrededor y darles una posible explicación a los acontecimientos de la vida personal.

Julio Martínez, director de la escuela de antropología, destacó que este tipo de actividades son propicias para fortalecer el proceso de formación profesional, aumentar el pensamiento crítico y generar de mejor manera el análisis en los estudiantes de todas las carreras que se imparten en la Utec.

Bajo esta premisa los organizadores de la actividad, durante tres días, desarrollaron diferentes actividades en las que fue posible que los jóvenes escucharán, analizaran y compartieran su propia visión de la vida, del día a día y de los diferentes temas que están inmersos con la cotidianidad misma.

erasmoayalaEl evento inaugural contó con la participación y ponencia del docente de la escuela de antropología, Erasmo Ayala, quien habló sobre la relación de la doctrina marxista en relación con los fenómenos que ocurren actualmente en la vida social.

Ayala se enfocó en el fenómeno social del capitalismo, enfatizando en la situación del salario mínimo, la obtención de recursos financieros y la desigualdad social.

De esta manera, Ayala reflexiona sobre la temática del capitalismo desde la perspectiva de Carlos Marx, sistema que es dueño de la propiedad privada, de los medios de producción y que concentra el capital obtenido en pocas manos generando la desigualdad social.

Otro de los puntos abordados por el académico es el tema del salario para los trabajadores, citando la frase de Marx: “el empresario le paga al trabajador para que no se muera de hambre trabajando”. En la práctica, el profesional sostiene que la relación de esta frase con el salario mínimo actual no está tan alejada, considerando el sueldo como insuficiente y de sobrevivencia.

“Si nosotros analizamos el salario mínimo actual, esa es una expresión fundamental. El salario mínimo no es más que pagarle al trabajador para que no se muera de hambre trabajando. Puntualizó que con 240 dólares, una persona no logra vivir con dignidad.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 − siete =