Los profesores tienen el reto de adaptarse a los cambios tecnológicos

La directora de recursos humanos de la Utec dice que después de 30 años dedicándose a la docencia, el mayor reto que debe enfrentar es adaptarse a los cambios y constantes actualizaciones de las herramientas tecnológicas útiles para desarrollarse profesionalmente en las aulas.

Texto y fotos: Wilber Góchez
Wilber.corpeno@mail.utec.edu.sv
La Palabra Universitaria

 

Después de tres décadas compartiendo el conocimiento en las aulas del alma mater, la actual directora de recursos humanos de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), Mariel Sánchez de Pineda, es una profesional que ha logrado consagrarse como lo que es: una de las mejores docentes del área de psicología.

Según explica la jefa administrativa, llegó a la Utec como instructora cuando corría el año de 1983, los cuales aún eran momentos en que la institución empezaba a posicionarse en el mercado de la educación superior.

Recuerda que inició del mismo modo como lo hace la mayoría de profesionales de la docencia en la Utec, como instructora, proceso en el que cada día aprendía nuevas cosas de sus profesores titulares y guías en su proceso de formación.

Fue ahí cuando empezó a enamorarse por el arte de enseñar y la principal motivación fue desde entonces tener la satisfacción de ser parte fundamental en el proceso de formación de los estudiantes.

“En mis inicios como instructora lo hacía con docentes que impartían la asignatura de psicología general. Fue de ellos que aprendí muchas cosas, esas que hoy en día las sigo aplicando en mi profesión”, destacó la psicóloga.

Dice que ejercer el rol de docente en esa época se volvía un poco complicado, se convertía cada día en un gran reto ya que la gran mayoría de estudiantes eran personas mayores, alumnos que habían migrado de la UES para la Utec y la diferencia de edad entre docente y estudiante era bastante marcada.

“En esos tiempos algunos docentes éramos muy jóvenes en comparación a los estudiantes y el gran reto que teníamos era poder demostrar  que sabíamos lo que enseñábamos y que ellos podían confiar en nuestro conocimiento académico”, recordó Sánchez de Pineda.

Reconoce que una de sus mayores inspiraciones para dedicarse de lleno a la enseñanza pedagógica fue esa sensación de trabajar constantemente con nuevos estudiantes, conocerlos, ganarse su confianza, hacer grandes amistades y el anhelo de verlos crecer, de seguir su desarrollo como profesionales en formación.

Sánchez de Pineda imparte asignaturas como Psicología general, Psicología del desarrollo y Desarrollo individual, agrega que la mejor sensación que todo docente puede sentir es ver realizado los sueños de un estudiante y saber que ha sido parte de ese proceso en la formación profesional. “Es tan satisfactorio ver a los estudiantes después de todas las exigencias académicas que llegan a su graduación ya como profesionales”, dijo.

La experta de la psicología reconoce que el estudiante de la actualidad tiene una diferencia bastante marcada en comparación al estudiante de la década de los noventas, ya que hoy en día el desarrollo de la tecnología permite tener en las aulas a jóvenes con habilidades bien desarrolladas en distintas áreas. El estudiante actual está más informado sobre el desarrollo de las diferentes temáticas, ya que las plataformas informáticas permiten actualizarse e informarse constantemente.

marielsanchez“El estudiante de hoy tiene basto conocimiento, eso le permite desarrollar mejor diversas áreas, como lo son el manejo escénico, hablar en público y ni se diga el manejo de las distintas plataformas. La facilidad del acceso a la información de hoy permite al estudiante tener conocimientos más actualizados”, destaca la experta.

Pero reconoce que los avances e innovaciones tecnológicas implican también para los docentes la exigencia y necesidad de actualizarse constantemente, a través de capacitaciones especializadas que son un mecanismo para estar a la vanguardia con las exigencias y habilidades de sus estudiantes.

Destaca también que los profesores de su generación tienen que enfrentar ese gran reto, porque las exigencias e innovaciones que se van dando son constantes al igual que la necesidad de ponerse a la vanguardia con los cambios. “El reto es mantenerse siempre actualizado, mi generación no nació con las computadoras y la tecnología y es algo que hemos tenido que ir aprendiendo”, dijo.

Agregó que “siento que el gran reto que tiene la generación mía, y talvez una generación que viene atrás de mí, es aprender sobre las innovaciones tecnológicas, el reto es actualizarse”, destaca.

“Yo todavía me veo como maestra de la escuela de psicología y de la Utec, cinco o 10 años más, pero reconozco también que llegará el momento para dar espacio a las nuevas generaciones que vienen  con un ritmo de trabajo apegado a lo que exige la docencia”, puntualizó.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


uno − 1 =