La menstruación y su influencia sobre las emociones analizan en programa de canal 33

33 Te Escucha es el programa en el que se abordó esta temática, misma que fue desarrollada por la psicóloga e investigadora de la Utec, Ana Sandra Aguilar de Mendoza.  

Karen Escoto 
La Palabra Universitaria  

La menstruación y las emociones fue el tema que desarrolló la psicóloga de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Ana Sandra Aguilar de Mendoza, en el espacio de entrevistas televisivo 33 Te Escucha. 

Según la investigadora, el sistema nervioso y el sistema neuro inmunológico juegan un papel sumamente importante en las emociones, ya que estas están dirigidas por las reacciones físicas, por lo tanto, las emociones son una clara manifestación de las sensaciones corporales”, dijo. 

La experta menciona que ciertas situaciones sociales pueden repercutir en la inflamación del cuerpo, lo que genera un malestar general y dolor en áreas específicas.  “En respuesta al malestar, las reacciones emocionales se potencian y es lo que ocasiona que las demás personas noten, en algunos casos, una reacción más fuerte de lo que cierta situación amerita”, explicó. 

De acuerdo a la especialista los alimentos transgénicos como las carnes y los embutidos que están modificados genéticamente han jugado un rol importante en los cambios hormonales, ya que han adelantado la primera menstruación o menarquia en las señoritas de edades tempranas, de entre 10 y 11 años, manifestaciones que antes se presentaban a los 14 años. 

Es posible dijo la experta, que haya aumento de la sensibilidad o ansiedad durante la menstruación, pero explicó que tener sensaciones de dolor o de disgusto depende de la forma en que se enfrenta la situación.  

En consecuencia es de gran importancia el apoyo de los que rodean a la persona afectada ya que esto hará que la situación sea más manejable y no se ocasionen molestias innecesarias”, apuntó. 

Dijo además que la reacción emocional de cada mujer es diferente, por eso, afrontar con positivismo cada de una de estas situaciones se llama resiliencia; en ese sentido, para resolver las dificultades de manera eficaz es necesario enfrentarlas de manera positiva y con la seguridad que, a pesar de ellas, se puede salir adelante y se puede seguir con la vida sobrellevando estas etapas. 

Ana Sandra Aguilar indicó que el estrés influye directamente en bajar las defensas de nuestro cuerpo, por lo que, al estar con preocupaciones o problemas, nuestras hormonas se alteran y, por lo tanto, no es necesario tener el período para tener reacciones emocionales desagradables que pueden ocasionar una baja en las defensas, asegura. 

Por otro lado, dijo que hay órganos del cuerpo que a simple vista no están relacionados con la menstruación, un claro ejemplo son los ganglios, que están compuestos por células nerviosas que se conectan al sistema simpático y parasimpático, lo cual da aviso al sistema nervioso de alguna situación de peligro como las molestias o el dolor en el período.  

Apuntó que lo importante es buscar el apoyo social y familiar, ya que existen investigaciones que muestran que cuando existe apoyo nos centramos menos en el dolor y eso es una defensa contra el dolor emocional”, dijo. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 × seis =