Padres deben establecer agendas para controlar tiempo que sus hijos dedican a la Internet

Así lo recomienda la psicóloga de Utec, Ana Sandra Aguilar de Mendoza, quien compartió diversos consejos a padres de familia de cómo moldear en sus hijos los hábitos que tienen que seguir cuando están frente a una computadora, o un aparato celular en sus manos.  

Gabriela Leiva 
La Palabra Universitaria 

Estrategias para negociar el tiempo de digitalización con niños y adolescentes fue el tema que se puso en la mesa del análisis y reflexión durante la entrevista televisiva 33 Te Escucha, en la que participó como panelista la psicóloga de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Ana Sandra Aguilar de Mendoza.   

Y es que el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación ha impulsado el desarrollo de diversos estudios que han revelado interesantes datos sobre los niveles de conexión de la población mundial. Entre ellos, un trabajo de investigación que en 2017 presentó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), muestra entre otras cosas, que los jóvenes de entre 15 y 24 años son el grupo de edad más conectado 

Además, el estudio destaca que los niños y adolescentes menores de 18 años representan aproximadamente uno de cada tres usuarios de internet en todo el mundo.  

Otros estudios revelan que los niños están accediendo a internet a edades cada vez más tempranas; en algunos países, los niños menores de 15 años tienen la misma probabilidad de usar internet que los adultos mayores de 25 años. 

Ante ese escenario la psicóloga de la Utec recomienda que es importante que los padres de familia cuenten con una agenda de digitalización de tiempo para sus hijos y así poder tener un control del tiempo que se utilizará en recibir clases, búsqueda de tareas, tiempo en videojuegos, series o películas, entre otras actividades y, de esta manera, los padres podrán tener un control más riguroso de lo que están haciendo sus hijos. 

Las aplicaciones de control parental resultan muy útiles cuando los niños son más pequeños, cuando comienzan a utilizar la computadora o tienen su primer teléfono móvil, apuntó la experta.  

La psicóloga puntualiza que en el caso de los adolescentes es mucho más difícil tener control del tiempo que utilizan en el internet, ya que ellos son más independientes y realizan sus cosas a veces sin consultar a los padres, pero es necesario que se tenga el control de las horas que el joven pasará digitalizando contenidos 

La clave no está en el control que se implemente, sino en el diálogo, la confianza y en acompañarlos en el mundo digital, tal como se haría en el mundo físico”, agregó 

Puntualizó que se trata de enseñarles, mediante el diálogo y con el apoyo de herramientas digitales, cuáles son los peligros y riesgos en internet, cuáles son sus responsabilidades, qué se debe y no se debe hacer y cuáles son las formas de protegerse. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − siete =