Aún hay familiares e hijos de desaparecidos de la guerra que viven con un dolor permanente 

Así lo ha manifestado un excombatiente y una hija de padres desaparecidos en el conflicto armado, quienes fueron invitados al foro televisivo de entrevistas República, de canal 33.  

Katlyn Granados Búcaro 
La Palabra Universitaria  

La deuda del Estado con los desaparecidos durante la guerra civil fue tema de discusión en el espacio de entrevistas de canal 33, República, en el que los invitados fueron el presidente de la Asociación de Excombatientes por la Democracia, Pablo Parada Andino, Amanda Castro, hija de padres desaparecidos durante el conflicto. 

Ambos analistas coincidieron en que después de casi tres décadas de concluido ese amargo capítulo para el país, aún hay muchos familiares e hijos de desaparecidos que viven con un dolor permanente, ya que nadie se ha interesado en el tema a pesar de las denuncias existentes hasta el día de hoy. 

Del mismo modo, sostienen que en el país el sistema no está diseñado para poder resarcir a las víctimaspor esa razón consideran que el Estado, está en una deuda desde hace veintiocho años que ha marcado un antes y un después.  

Pablo Parada, conocido como “Goyo”, quien además fue exjefe de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), sostuvo que en El Salvador la impunidad es la que prevalece. “El problema central en nuestra opinión es el Estado, que está diseñado, está organizado, está pensado para no reconocer a las víctimas, sea en El Salvador ser víctimas no significa absolutamente nada hasta hoy”, expresó 

Nuestro principal problema es que existe un Estado diseñado, construidopensado para ignorar en general los derechos del ciudadano, pero principalmente este tipo de derecho, porque al final existe un código de trabajo, existen leyes ambientales y cosas que, quizá luchandotrabajando, algo se puede hacer, pero en materia de derechos humanos acaban por ejemplo de derogar la ley de amnistía y en El Salvador estamos iguales, aquí la impunidad es la que prevalece”, puntualizó.   

Asimismoexpresó que las víctimas están llamadaa ser las protagonistas ya que hasta este día los protagonistas han sido los victimarios, quienes a su vez han sido los que han cometido dichos crímenes. “Este país debe saber que el protagonismo político de El Salvador, en todas las últimas décadas lo han tenido los que han cometido los crímenes principales sucedidos en este país, ¿por qué no darles un espacio a las víctimas? Es hora de abriles un espacio”, resaltó. 

Amanda Castro, también agregó que el sistema legislativo omite los casos debido a la existencia de violaciones a los derechos humanos que existen entre ellos mismos 

“Mientras existan en la Asamblea Legislativa bandos de quienes han sido perpetradores de graves violaciones a derechos humanos, es imposible que el pacto de impunidad se rompa y va a dejar no solo en el limbo jurídico sino en el olvido absoluto a las víctimas y sus familiares, ese es el problema y lo más grave”, indicó.   

“El tema de la ley de reconciliación hay que analizarlo en el sentido de que justamente fue aprobada en febrero, fue vetada por el Presidente y hasta el sol de hoy no se ha hecho nada en relación a eso, ese es un mensaje directo como lo que estaba hablando Goyo en el segmento pasado, que dice: así le importa al legislativo y al ejecutivo las víctimas, yo mencionaba que hay personas que están muriendo y aunque habemos hijos, hijas, nietos, nietas que estamos en esta búsqueda de esa construcción de memoria y esa búsqueda de justicia es importante, es urgente, estos temas y los han dejado ahí”, señaló.  

Para finalizar, es importante que en El Salvador exista transparencia y que los errores del pasado no se repitanademás, es necesario que los eslogan y las palabras se hagan a un lado y se comience a trabajar por los derechos humanos y los casos que han sido postergados por gobiernos anteriores, dando respuesta y solución a las familias que sin duda viven con el remordimiento y la pena de no saber hasta este día sobre la existencia de sus familiares, quienes quedaron plasmados en el tiempo como un amargo recuerdo que les dejó la guerra civil. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − = cuatro