Poner atención en etapas de desarrollo de niños es importante para detectar el autismo 

Así lo aconsejó la psicóloga de la Utec, Diana Barrera, quien abordó el tema en el espacio de entrevista televisiva 33 Te escucha. 

Katlyn Granados Búcaro 
La Palabra Universitaria 

Etema Trastorno Espectro Autista (TEA) fue abordado por la psicóloga de la Universidad Tecnológica de El Salvador, Diana Barrera, así como por el presidente de la Asociación Autismo Luz Azul, Gerardo Ernesto Guardado. 

La experta sostiene que es importante poder detectar este problema antes de los tres años, para poder ayudar al niño en su desarrollo. Indicó que hay que estar pendiente de las señales que ellos pueden presentar, por ejemplo, en los bebes se puede ver durante la lactancia que no sostiene la mirada con su madre o si mientras juega el niño individualiza su juego y no muestra interés por desarrollar actividades con alguien más, puede tener además problemas para el habla y esto se refleja también en su desarrollo 

Barrera sostuvo durante su participación en el programa televisivo 33 Te escucha, que es importante estar pendiente en cada etapa de los niños y poder acompañarse de expertos para tener un diagnóstico certero, además, agregó que es importante ver sus aspectos conductuales, es decir, si realiza patrones de comportamiento muy repetitivos como balbuceos o aleteos, así como si hay dificultad para reconocer emociones; así mismo, es necesario que todo esto sea tratado por especialistas para poder determinar el padecimiento del niño.   

Gerardo Guardado, quien además es padre de un niño que padece este trastorno, compartió su experiencia y cómo ha superado los obstáculos que ha tenido a lo largo de este proceso.  

También dio su aporte de cómo surgió el proyecto Luz Azula raíz de la experiencia dada con su pequeño hijo. “Buscar con distintos especialistas, neurólogo, pediatra, buscar las terapias y bueno, en medio de todo ese camino, nos dimos cuenta como familia que en el país es necesario difundir sobre este tema, apoyar a los padres que realmente la única terapia de la que habitualmente practicamos es conversar con otros padres. Justamente de estas necesidades es que nació la Asociación Autismo Luz Azul”, expresó.  

“Nuestra tarea como padres es aprender a escuchar, a entender desde la perspectiva de ellos, de los niños, saber cuándo una mirada expresa una emoción, un sentimiento, reconocer en un pequeño gesto las emociones que talvez con sus palabras no pueden expresar y también trabajar para que por medio nuestro la sociedad se vuelva más empática, en general la sociedad salvadoreña necesita empatía, no hablemos de una condición si no en general, en cualquier situación, en cualquier ámbito necesitamos ser más empáticos y desde nuestra cancha invitar a las familias a trabajar”, indicó Guardado.   

Dijo también que es importante que los padres se involucren en el tratamiento de los niños para de esa manera mostrarles su apoyo“Tenemos que encontrar la manera de hacer que nuestro día a día sea para nuestros hijos, algo que ellos aborden con confianza de ahí la importancia de sus rutinas, de ahí la importancia de tener su ambiente estructurado y previsible, como lo decíamos antes. Esto, si lo tomamos en cuenta, le estamos ya dando un gran apoyo a nuestros hijos, que próximamente trasladaremos a sus entornos cercanos”, resaltó. 

Hubo una etapa en que él sobrevivió varias semanas a puras galletas, yo cuento este ejemplo porque es algo típico en niños y niñas con autismo, luego de un trabajo con mucha paciencia con mucha dedicación superó esa dificultad y, ahora, el niño come literalmente de todo. Hay muchos padres que no lo entenderán, para uno después de que un hijo no ha querido probar alimento, que agarre una hamburguesa y se la coma eso es una medalla en el pecho, es un triunfo y eso lo van a reconocer los que vivimos con esta condición, señaló Guardado.  

Para finalizar la especialista, Diana Barrera, indicó que es importante identificar este problema, así como buscar apoyo por medio de profesionales, ya que es necesario hacer ese manejo de emociones, de frustraciones, es decir, hay días en que los padres pueden estar cargados, pero deben hacer tiempo para jugar, para interactuar con ellos  y  juntos poder pasar estas dificultades que a su tiempo traerán una satisfacción en los padres al ver el resultado y su evolución, si bien los hijos son el regalo más grande que Dios puede dar, al final este trastorno es solamente un estilo de vida diferente. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cuatro − = 2