Expertos estiman que reforma a Ley de sistema de ahorros no beneficia cotizantes 

La reforma, que entró en vigencia el pasado 12 de agosto, aplica para quienes ya cumplieron la edad de jubilación y no reúnen criterios para obtener pensión. 

Carlos Adonay Villegas Hernández 
La Palabra Universitaria  

Un poco más de un mes ha pasado desde que en el seno de la Asamblea Legislativa se aprobará una reforma a la Ley del sistema de ahorros para pensiones, que permite que las personas que solicitaron adelanto del 25 por ciento de su saldo y que hayan cumplido el período y años de jubilación no tengan que reintegrarlo. 

Dicho beneficio abarca sólo a quienes hayan llegado a su edad de pensionarse, pero no tienen el tiempo laborado para jubilarse o que, habiendo llegado a la edad legal, no tienen cómo devolver el dinero y no se quieren esperar cinco años de trabajo más, tienen la opción de retirar su dinero completo antes de cumplir los cinco años adicionales que la ley les exige. 

Ese recurso legal que busca beneficiar a los cotizantes que se vieron obligados a hacer uso de esa acción para palear su situación económica familiar, ha generado algunas fricciones entre diversas instituciones, especialmente aquellas que se encargan de administrar el sistema de pensiones en el país. 

Al respecto, el presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), René Novellino, mencionó que el decreto va de la mano con la reforma creada en octubre del año 2017 por los diputados de la Asamblea Legislativa, que trata de una figura llamada anticipo de saldo, donde el afiliado puede consentir un retiro de su dinero ahorrado en su cuenta de pensiones. 

Aseguró que, en los primeros meses de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, las inversiones de los fondos de pensiones en títulos emitidos por el Estado de El Salvador se vieron afectados por la pandemia. “Los precios de los bonos soberanos salvadoreños tuvieron una caída muy fuerte entre marzo y abril de este año, afortunadamente ha habido una recuperación gradual paulatina”, dijo el presidente de Asafondos. 

De acuerdo a esta entidad, hasta el cierre del mes de junio alrededor de 42 mil 980 personas han solicitado anticipo de saldos y los desembolsos en este concepto suman ya 262.3 millones de dólares. Esos anticipos se han otorgado con los ahorros que cada persona tiene acumulados en su cuenta individual.  

Por su parte el especialista en sistema de pensiones, Rodolfo Castillo, no ve con buenos ojos esta reforma, pues las personas que han solicitado el anticipo y no lo puedan pagar cuando se vayan a pensionar, tienen que esperar 5 años para poder acceder al beneficio. 

“Probablemente le va tocar una pensión mínima, la cual es cubierta por la cuenta de garantía solidaria, pero no le será suficiente para cubrir esas obligaciones como está tipificado en la ley”, reflexionó el experto. 

El panel de analistas que fue invitado al programa de entrevistas 8 En Punto, que además contó con la participación de la representante de la Mesa para una pensión digna, Cecilia Suárez, coincidió en que el sistema de pensiones expulsa a los afiliados sin pensión, porque de cada 10 personas que tienen derecho a jubilación, solamente cuatro recibirán la cuota mensual de pensiones. 

“Esta ley es nefasta y un gancho para ser cortina de humo, tienen que comenzar a actuar para hacer una nueva reforma que vele por darle a los pensionados una pensión que supla sus necesidades”, dijo la experta.  

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete × = 21