Psicóloga dice que el miedo y la tristeza son sentimientos comunes de la depresión  

La psicóloga de la Utec destaca la importancia de saber identificar lo antes posible esas y otras muchas emociones para evitar de la mejor manera que una persona caiga en un estado depresivo que podría afectar en gran medida su desarrollo. 

Karla Beatriz López 
La Palabra Universitaria  

La depresión es una enfermedad silenciosa que la sufren y la viven muchas personas sin decir nada, ya que se tiene temor a reconocer que se está atravesando por un trastorno, sostuvo la psicología, Diana Barrera, quien se desempeña como coordinadora de la cátedra de género de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).    

“Hablar del trastorno depresivo, son las etapas que afectan el estado de ánimo, principalmente en cambios repentinos en los que ya no se disfrute realizar actividades que anteriormente le complacía a la persona hacer”, dijo Barrera. 

A su vez agregó que “provoca que la persona ahora ya no sienta esa sensación de bienestar, de plenitud; que su estado de ánimo esté cargado por emociones y sentimientos como el miedo, la preocupación, la tristeza, la desesperanza, sentir un vacío o desolación. Al comenzar a experimentar esto de una forma más constante en el día a día, puede ser un trastorno depresivo”, señaló la psicóloga.  

Además, explicó la importancia de identificar estas emociones y determinar si es una situación temporal que se está atravesando, o si permanecen constantemente en el diario vivir de una persona. Si se observan estos síntomas en algún familiar o amigo por más de dos semanas, es muy posible que esa persona esté atravesando un trastorno depresivo específico. 

“Esto influye en todas las etapas de la vida e incluso la niñez, desde luego que en niños y adolescentes el comportamiento también se ve afectado, las manifestaciones probablemente no sean igual que en un adulto, sino que, ahí se va a ver más irritación, enojo, cambios de conducta, problemas escolares”, apuntó Barrera. 

La experta se refirió a cómo los padres pueden identificar si sus hijos sufren de un trastorno depresivo, diciendo que “usted ya conoce a su hijo y por ende usted ya identifica cuando está teniendo un cambio conductual”.  

Continuó brindando un ejemplo para facilitar el proceso de identificación con este tema en niños y adolescentes. “Si es una niña muy alegre y de pronto se le observa ese cambio repentino con fatiga, aburrimiento; sí es adolescente va a estar claramente marcada la irritabilidad a cualquier situación, aislamiento, cambio en el apetito, entre otras”, enfatizó. 

La coordinadora de la cátedra de género de la Utec, aconsejó no dejar solas a las personas que están atravesando este tipo de trastornos, a pesar de la situación difícil y desgastante que ésta pueda llegar a ser, así como también visitar al médico para el respectivo tratamiento a seguir. 

Por otra parte, dijo con respecto a las personas que se sienten identificadas por los síntomas que apuntan a un trastorno depresivo, “es importante hablar, busque cuál es su red de apoyo más inmediata, si cuenta con su familia, con amigos; converse de cómo se siente, si sus pensamientos ya son más de suicidio o en la muerte, entonces busque la ayuda de un profesional. 

Cuando sienta o vuelva a sentir alguno de los síntomas ya planteados, le invito a que usted trate de realizar alguna actividad que para usted sea placentera, siempre hay actividades que nos llenan de energía, enfoque o dedique parte de su tiempo en hacer algunas de estas actividades dentro de casa”, señaló Barrera. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 × = treinta cinco