Ana Sandra de Mendoza: la resiliencia es una capacidad para poder afrontar nuevas situaciones 

Así lo ha destacado la experta de la psicología, mediante un análisis que desarrolló en el marco de la situación de confinamiento que la sociedad salvadoreña vive a causa de la pandemia del coronavirus. 

Karla Beatriz López 
La Palabra Universitaria  

Resiliencia ante el nuevo estilo de vida en adultos mayores ha sido el tema que analizó la experta en psicología de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), Ana Sandra Aguilar de Mendoza, a través del espacio de entrevistas televisivo 33 Te Escucha.   

De acuerdo a la investigadora universitaria, vivir más años, vivir con calidad de vida y enfrentarse a morir con éxito, son los principales desafíos que las personas asumen en el transcurso de la vejez y que, al mismo tiempo, se convierten en elementos de significativa importancia para la resiliencia en estas personas, que dicho de otra manera deben tener la capacidad de poder aprender a ser diferentes, es decir, adaptarse con resultados positivos frente a situaciones adversas.  

La experta asegura que los adultos mayores tienen que enseñar a las nuevas generaciones sobre cómo se vive la vejez y cómo se puede vivir el envejecimiento, ya que nadie quiere envejecer, pero hay un tiempo en el que no regresa la tersura de la piel, la salud que se pudo tener, la posibilidad cognitiva de poder crear ideas va cambiando. 

De esta manera se enseña a las nuevas generaciones a cómo vivir un envejecimiento exitoso, no cómo se sobrevive, sino, cómo se vive. En el caso de un adulto mayor que no comprende lo que está pasando, no quiere vivir ni quiere cambiar, está diciendo cómo es la vida de un adulto fracasado; pero también puede enseñar cómo debe ser la vida de un adulto mayor exitoso, manifestó de Mendoza. 

Al mismo tiempo agregó que “la palabra clave para tener éxito y disfrutar de la vejez se llama ´querer cambiar´, edecir, sí en esta época de pandemia o antes de la pandemia, el adulto mayor pensaba que en cualquier momento iba a fallecer, pero no fue así, pensaba que la diabetes, la hipertensión o la enfermedad que tuviera era imposible de controlar, pero resultó que todavía es posible, entonces la palabra siempre va ser cambiar”.  

Apuntó que sí cuando se era joven prevaleció la cultura del trabajo y esfuerzo, también hubo restricciones en las emociones; hoy es un tiempo para poder cambiar y ser más resiliente.  

La cultura del trabajo nos ayudó a ser como estamos, muy responsables, puntuales, todo a su tiempo y ordenados, pero ahorita necesitamos hacer el cambio y expresar nuestras emociones”, reflexionó.  

Una recomendación importante para evitar que los adultos mayores se depriman ante el riesgo de contagio por el covid-19 es que “tienen que cuidarse, por ejemplo, si ya están enfermos, tienen que tomarse la medicina como está prescrito; no deben de tomar exceso de medicina, deben de adoptar una actitud que motive a cuidar su cuerpo, además deben de protegerse si van a salir”, comentó de Mendoza.   

 “No sabemos cuándo vamos a dejar de existir en esta tierra, solo Dios lo sabe y morir con éxito no es morir con grandes cantidades de dinero, si no, morir con éxito es, morir satisfecho que cumplió su misión en la vida, que lo que hizo abonó para que sus hijos y nietos sean una descendencia deseable”, puntualizó. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × 9 =