Expertos hablan sobre las nuevas experiencias para la educación a distancia en El Salvador

Especialistas en la ciencia de la educación fueron partícipes en el conversatorio virtual Smart-EDU que organizó el Laboratorio de Innovación de la Utec, que es parte del proyecto Núcleo (Lab Utec Núcleo). 

Ender Gamero 
La Palabra Universitaria  

Nuevas experiencias para la educación a distancia en El Salvador, fue la temática abordada en el primer conversatorio Smart-EDU que organizó el Laboratorio de Innovación Social de la Universidad Tecnológica (Lab Utec NÚCLEO), en colaboración con Glasswing International.   

El objetivo del evento se centró en “reflexionar sobre los desafíos que el sistema educativo de El Salvador tiene que abordar para el aprendizaje a distancia, mixto y virtual de calidad en el contexto actual”, según lo mencionó la vicerrectora de investigación y proyección social de la casa de estudios universitarios, Noris López Guevara, quien, además, fue la encargada de moderar las intervenciones. 

El panel de especialistas fue integrado por Darlyn Meza, exministra de educación; Helga Cuéllar Marchelli, directora del departamento de estudio sociales de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) y Pablo Zoido, líder de la división de educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quienes junto a la vicerrectora de investigaciones de Utec expusieron sus análisis sobre la virtualización acelerada, más allá de la conectividad, comunidades académicas y redes de investigación. 

En este contexto que ha arrodillado al mundo entero el ámbito educativo ha sido uno de los sectores gravemente impactados, por lo que todo el sistema ha tenido que adaptarse de manera obligatoria y acelerada, reinventando los métodos, roles, contenidos y demás retos que tradicionalmente se conocen y que, por ahora, no pueden ejecutarse como la modalidad presencial.  

“El cambio en la educación es continuo, pero es de reconocer que toma mucho tiempo y una de las oportunidades dentro de la crisis es que nos ha forzado a todos a hacer estos cambios de una manera acelerada”, reflexionó Zoido. Según el especialista se avecinan nuevos retos que abren la necesidad de ser “flexibles” en varios aspectos como, por ejemplo, readecuar metodologías, currículas, entre otros. 

La brecha digital, que antes solo era un tema más en el tintero, hoy se ha convertido en un tema prioritario para los interesados en que la educación siga fluyendo. En este tópico la funcionaria de Fusades comenta que “muchos docentes no fueron educados usando tecnología, a varios les ha tocado aprender por sí mismos, con la ayuda de sus hijos o de sus propios estudiantes”; sin embargo, ella recalca que “una cosa es saber cómo funciona la herramienta y otra, cómo utilizarla para promover el aprendizaje”.  

La crisis está mostrando las debilidades de una sociedad que se reinventa para sacar lo mejor de ello y convertirlas en oportunidades. Muchos académicos después de la pandemia imaginan la posibilidad de hacerle cambios considerables al sistema educativo en El Salvador.  

“Yo me imagino un sistema educativo que le da un rol a los padres, que determina un estado de convivencia, de apoyo y socialización de sus hijos. No un esquema donde se convierten en los sustitutos de los docentes”, así lo expresó entusiasmada la exministra de educación. 

Este conversatorio es parte de los esfuerzos que complementan el proyecto “Innovación inclusiva, participación ciudadana y emprendimiento social de la juventud” con el objetivo de promover iniciativas innovadoras.  

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + 9 =