Juan Carlos Gamero: quiero ser el ejemplo a seguir de los niños de mi comunidad 

El joven, que estudia en la Utec, ya es un modelo de ejemplo en su comunidad pues está a unos ciclos de convertirse en el primer profesional de su comunidad, ubicada en el municipio de San Agustín, departamento de Usulután.  

Wilber Corpeño 
La Palabra Universitaria  

Hasta el caserío Los Patios, jurisdicción del municipio de San Agustín en el departamento de Usulután, hemos viajado virtualmente para conocer la historia y los anhelos de Juan Carlos Méndez Gamero, un estudiante de comunicaciones de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec), quien ante todo pone por delante la fe en Dios para buscar sus ideales en el camino de su formación profesional.   

Juan Carlos, además de ser un joven comprometido con sus estudios y el logro de sus objetivos académico-profesionales, también ha mostrado ser una persona con sentido humano, con un compromiso integro por el desarrollo de la niñez de su comunidad, por lo que desde que inició en la universidad ha llevado de forma paralela un proyecto que se enfoca en la formación de valores sociales y cristianos a los niños de la comunidad.  

“Escuela de la fe se llama el proyecto que me permite trabajar con los niños de mi comunidad. Yo me siento comprometido a trabajar incansablemente con la niñez del caserío, pues mis estudios son posibles gracias al apoyo que me brinda la iglesia católica de mi comunidad”, dijo el joven universitario con evidentes muestras de agradecimiento.   

Hasta el momento en esa comunidad no hay personas que hayan logrado concluir una carrera universitaria en el nivel de licenciatura o ingeniería, algo que para Juan Carlos es una razón más para comprometerse de lleno en la búsqueda de sus objetivos, pues desde ya es considerado como un ejemplo a seguir por chicos y grandes. 

“Mi compromiso es grande porque los niños me dicen que cuando sean grandes quieren ir a la universidad igual que mí. Ellos me ven como un ejemplo a seguir, en ese sentido mi trabajo es motivar e inspirar a los jovencitos a que continúen adelante y no se detengan en la búsqueda de lo que desean ser de grandes”, dijo.    

“Mi compromiso es grande y me siento dichoso. Mi caso es exclusivo acá en la comunidad, porque voy a ser el primer graduado de una universidad, nadie se ha graduado de una licenciatura o ingeniería. Prácticamente quizá sea un símbolo en mi comunidad”, apuntó.  

El futuro comunicador recalcó que es un desafío que tiene por delante, es una gran responsabilidad y compromiso porque las personas tienen la confianza y sueños puestos en él, de lo que pueda hacer y lograr en un futuro cercano, que lo verá coronar su carrera universitaria en la Utec. 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 8 = cuarenta