“La vida nos prepara cosas que no nos imaginamos, este ha sido el caso del coronavirus”

Desde España: la experiencia de dos salvadoreñas ante la pandemia.

Miguel Lara

Sevilla, España. Un arcoíris se ve en el cielo, con la esperanza de que se cumpla su significado, que “desaparezca la tormenta” que se vive por el brote de coronavirus.

Eimy Beatriz Lara Aparicio, de 26 años, y su madre, de 49, Marina Jeannette Aparicio son residentes en Alcalá, Sevilla, España, un lugar donde, por el momento, el brote de coronavirus no es tan violento como en otros sitios.

Eimy tiene 8 años de residir en dicha ciudad, mientras que su madre 11, tiempo en el que han podido adaptarse a las costumbres y forma de vida de los españoles.

La Palabra Universitaria conversó con ambas y nos contaron su experiencia como cuidadoras de ancianos, una tarea muy delicada en la que deben guardar todas las medidas de salud posible.

 

¿Qué estaba pasando en España, cuando el virus comenzó a propagarse en China, Wuhan y algunas partes alrededor del continente?

Eimy Lara: Como todos, solo pensábamos en que sería algo que no iba a expandirse, si, mirábamos muchas noticias con respecto al caso, pero no le dábamos mucha importancia, porque no creíamos que la merecía. De repente el virus ya había avanzado a Italia, fue ahí cuando comenzó a interesarnos la situación, pero, aun así, no se habían tomado medidas por parte del gobierno como para anticiparnos a dicho suceso.

 

¿Y cuándo se dieron cuenta que el virus ya había abarcado gran parte de Italia, estaba en Francia y seguía avanzando, qué paso? Recordando que son relativamente países vecinos ¿Qué sucedió?

Eimy Lara: Pues…lo que sucede es que casos ya había acá, es solo que la gente no sabía que la portaba o, aún, no se daba ningún comunicado de que el virus ya circulaba. La gente se desplazaba como de costumbre a sus lugares de trabajo y realizaba sus actividades rutinarias, pero los que la portaban y no lo sabían (asintomáticos), ellos fueron quienes comenzaron a propagarla.

 

Marina Jeannette Lara

¿Aun así no se había dado alguna alerta por parte de las autoridades superiores de España?

Marina Jeannette: No, ninguna, porque muchos de los enfermos, no sabían que portaban la enfermedad y tampoco lo aparentaban, así que era algo no visible para nosotros.

 

¿Cómo reaccionaron ante el primer caso confirmado por coronavirus?

Marina Jeannette: Fue preocupante, y fue más preocupante porque algo que esperábamos que no se expandiera tanto…ya estaba en el país. Luego que se confirmara ese caso, fue cuestión de días para que más casos comenzaran a brotar exageradamente en lugares como Madrid y Barcelona. Esas fueron y son hasta el momento las más golpeadas.

¿Por qué crees que fueron las más golpeadas?

Eimy Lara: Porque, así como lugares de Italia y de Francia, su turismo es muy popular y también atractivo para las personas. España, dio seguimiento a que la enfermedad pudiera expandirse con mucha más facilidad al mundo, personas que habían viajado ya sea por trabajo, por conocer nuevos destinos turísticos, eso considero, sin contar que también son países que se utilizan como escala para otros países de Europa, y también las exportaciones que llegan de otros países, todo eso dio origen y las personas que sabiendo que portaban el virus viajaban a pueblos pequeños para resguardarse.

 

Al verse afectados ante el alza de personas portadoras, ¿qué medidas fueron tomadas?

Eimy Lara: Bueno, comenzaron con que teníamos que utilizar mascarillas, lavarnos las manos, utilizar guantes al momento de salir, evitar la reunión de personas, etc. Esas fueron las que prevalecieron al comienzo, luego fueron modificándose, el confinamiento, distanciamiento a más de un metro.

 

Te interrumpo, pero, fueron tantos los casos registrados que es obvio pensar que la gente no estaba acatando las disposiciones, ante esa situación, ¿se generó o aplicaron otro tipo de medidas?

Eimy Lara: Claro que sí, multas de 600 euros se estaban comenzando a aplicar a las personas que salieran de sus casas o que salieran sin algún comprobante o alguna acreditación que diera constancia de lo que iban a hacer o hacia dónde se dirigían, esas fueron como las medidas más estrictas, de hecho, un hombre sabiendo que tenía coronavirus, salió a la calle sin importarle, fue atrapado y si logra recuperarse de la enfermedad ira a prisión, porque lo que hizo atenta contra la salud, contra leyes del país, atenta a la de los demás y contra la de él mismo, tomando en cuenta que la salud es algo primordial acá en España.                                                                                        

 

Respecto a los aplausos, tengo una curiosidad, ¿a qué horas se hacen y por qué se hacen?

Eimy Lara: Esto se realiza a las 8:00 de la tarde, y se hace en agradecimiento a los médicos, oficiales, enfermeras y a los que están en primera línea combatiendo contra la pandemia; pero yo siento que es hipócrita, te voy a contar porque la gestión gubernamental está regida por partidarios políticos de derecha, acá en España hay algo llamado Sistema Médico Universal, el cual apoya a todo tipo de persona sin importar el lugar de origen, ese tipo de personas puede hacer uso de dicho sistema, indocumentados, extranjeros, cualquier tipo de personas. Entonces ellos querían privatizarlo, pero se negaron, ya que se maneja el concepto de que todos tenemos derecho a la salud. Por ello, personas que apoyan dicho movimiento de derecha quieren privatizar el sistema de salud, mientras que otros se niegan a que eso se lleve a cabo, ya que los demócratas dicen que los procesos relacionados a la salud se desarrollen de manera lenta debido a que atienden a personas de otros países y no a las personas originarias de este país, y critican todo con respecto al sistema, lo “denigran” tanto que empleados han sido despedidos para “economizar”.

 

¿Esto de qué manera iba a seguir afectando?

Eimy Lara: Que se redujo el personal de primera línea para que siguiera combatiendo, es por ello que las autoridades decretaron confinamiento, recordemos que hay personas con otro tipo de enfermedades que necesitan atención, pero para que el sistema de salud no colapse con respecto a la atención médica, debido a la carencia de personal, ellos optan porque la gente no salga de sus casas y atienda ese tipo de casos en sus hogares, cuando en verdad, ellos han tomado esas medidas.

 

Muchos hablan del salario de un médico comparado con el de personas míticas del deporte y la farándula, ¿Qué tan criticado ha sido eso?

Eimy Lara: El salario de un médico es de 4,000 euros, relativamente bueno para el tipo de calidad de vida al que quieran acomodarse, pero ellos están poniendo en riesgo su vida, mientras que los futbolistas y famosos tienen dinero a base de talentos y no de esfuerzo. En el año 2008 España tenía una deuda económica internacional y optó por bajar salarios a quienes se han esforzado académicamente por obtener su título y a quienes se han preparado para convertirse en esta generación que nos está salvando. Por esto cada año los del sector médico realizan un movimiento llamado “la marea blanca” que luchan porque su preparación se haga valer con sueldo y prestaciones que merecen y no con despidos como lo han hecho.

 

Hablamos de cómo se vivió y cómo se sigue viviendo, nos brindaste datos relevantes que enriquecieron esta entrevista con respecto al virus Covid-19. ¿Qué tipo de conclusión te deja esto, tomando en cuenta lo que se vive hasta este momento?

Marina Jeannette: La vida nos prepara cosas que no nos imaginamos, este ha sido el caso del coronavirus, hemos podido ver la solidaridad de algunas personas y cómo para el país puede resultar como una experiencia enriquecedora para valorar no solo lo que se tiene, sino también a nuestros seres queridos y aprender que todo lo que considerábamos importante, no lo es.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres − = 1