Parque industrial en San Miguel busca impulsar desarrollo económico y social en oriente

Desarrollo San Andrés es el nombre del primer parque industrial que cuenta con 39 manzanas de terreno, ubicado en el municipio de Quelepa, San Miguel, el cual es propicio para el desarrollo logístico de compañías internacionales que buscan mover sus mercancías en la región.  

Texto: Wilber Corpeño
La Palabra Universitaria

Desarrollo San Andrés es el nombre del primer parque logístico-industrial que ha sido inaugurado recientemente en el municipio de Quelepa, San Miguel, mismo que busca ofrecer soluciones a las necesidades de empresas industriales, nacionales o extranjeras que buscan maximizar su sistema de distribución y producción en la región.

De acuerdo al gerente de proyectos de la firma P&D, Javier Batlle García Prieto, el proyecto comprende un total de 39 manzanas de terreno, por lo que se desarrollará en dos etapas progresivas. “La primera etapa que es la que estamos inaugurando recientemente y que inició a construirse en el mes de enero de este año, comprende un espacio de 22 manzanas que están disponibles para que las compañías puedan establecer sus centros de operación logística”, dijo.

Explicó que de esos 22 espacios que tienen dimensiones de una manzana cada uno, ya han sido adquiridos diez por compañías como Molsa, Industrias La Constancia, Lactolac, CBC, Alutech, entre otras.  

“Nuestro objetivo principal es habilitar espacios convenientes para las necesidades operativas y comerciales de empresas visionarias, de manera que facilite el comercio y la actividad industrial en el oriente de El Salvador, apoyando así el crecimiento económico, social y empresarial en la zona”, apuntó.   

García Prieto agregó que la proyección de inversión para el proyecto Desarrollo San Andrés es de 5 millones de dólares, de los cuales en la primera etapa se han ejecutado 3.1 millones.

“Por el establecimiento de empresas que van viniendo, construyendo sus propias naves y compra de su propia maquinaria, hemos calculado una inversión de 51 millones de dólares a largo plazo”, puntualizó.

Dijo que entre otros muchos beneficios que significa el proyecto para la zona oriental del país, la principal apuesta es incentivar que las compañías más allá de establecer sus centros de distribución logística, se esmeren por generar oportunidades para los pobladores de los municipios aledaños a San Miguel.

“Lo que hemos visto es que las poblaciones más grandes del oriente del país, además de San Miguel, están en municipios como Ciudad Barrios, Moncagua, Quelepa, San Rafael Oriente, San Jorge y Chinameca. En ese sentido lo que buscamos es ir acercando procesos productivos que generen mayor cantidad de empleos a estas poblaciones del oriente salvadoreño”, apuntó García Prieto.

Durante la construcción de la primera etapa el proyecto generó alrededor de 300 empleos directos e indirectos y se espera que con el establecimiento de las primeras 22 compañías que llegarán a instalarse paulatinamente en esta primera etapa, se podrían generar un aproximado de 3 mil empleos directos 

La segunda etapa del proyecto del parque industrial iniciará en la medida en que se vaya desarrollando la demanda con la primera etapa, es decir al ocuparse las primeras 22 manzanas se irán habilitando los espacios de las restantes 17 manzanas de terreno.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 × siete =