Origen y evolución de la lengua italiana exponen en conferencia

La conferencia se dictó en el marco de las actividades de la XIX edición de la semana de la lengua italiana en el mundo, organizada por el comité de San Salvador de la Sociedad Dante Alighieri.

Texto y fotos: Antonio Herrera Palacios
La Palabra Universitaria

El origen y evolución de la lengua italiana fue el tema de la conferencia impartida por el académico Paolo Zanoni, en el marco de las actividades de la XIX edición de la semana de la lengua italiana en el mundo, organizada por el comité de San Salvador de la Sociedad Dante Alighieri, con el apoyo de la Embajada de la República de Italia en El Salvador y el Ministerio de Cultura.

La actividad se realizó en el auditorio del Museo Nacional de Antropología Doctor David J. Guzmán, como parte de las actividades que este mes de octubre se realizan para enriquecer sobre el conocimiento de la lengua y cultura italiana. 

Zanoni explicó, entro otros aspectos, que la lengua italiana deriva del latin y es producto de un largo y gradual proceso iniciado antes de la caída del Imperio Romano, en el siglo V y, actualmente, lo hablan más de 85 millones de personas en el mundo y es la lengua oficial, además de Italia, de países como Suiza, El Vaticano, Malta y San Marino.

Agregó que desde los inicios del siglo 13 se empezó a publicar en italiano regional una gran cantidad de literatura, especialmente poemas. Las contribuciones más importante y promovidas fueron realizadas por poetas sicilianos y, a ellos, les precedieron figuras toscanas renombradas, como Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio y Francesco Petrarca. 

“El italiano que conocemos hoy en día es el resultado de un largo proceso, de sobre cómo debería ser la forma correcta de la lengua italiana”. Durante este proceso evolutivo, en las distintas regiones de ese país se hablaron distintas variaciones producto, en parte, de la división del país. Antes de la unificación del país, en 1861, Italia estaba geográficamente dividido en múltiples estados, la mayoría bajo dominios extranjeros, como los españoles.

La población, acotó Zanoni, no reconocía el italiano como su lengua y seguía hablando una serie de dialectos, que había hablado por siglos. Con la unificación del país en 1861, se adopta el toscano como lengua oficial de Italia, sin embargo la población siguió usando esos dialectos y fue difícil intentar erradicar estas formas de expresarse, porque estaban en un país en formación que tenía que construir infraestructura, como escuelas, universidades y la formación de profesores. Se podría decir que el toscano es la base del italiano moderno, explicó.

Los momentos históricos de principios del siglo XX y, particularmente el aparecimiento de la radio y la televisión, permitieron que los italianos adoptaran su actual lengua, ya que en estos medios se difundía muchas noticias y programas culturales en el idioma oficial adoptado durante la unificación, dado que hasta 1950 en ese país existía una elevada tasa de analfabetismo, particularmente en las zonas rurales.  

El académico explicó que actualmente el italiano es un idioma rico y lleno de vocabulario, expresiones idiomáticas y sustantivos. Los diccionarios más completos registran entre 80 mil y 250 mil entradas, de las cuales, de acuerdo a recientes investigaciones, la población solo utiliza unas 3 mil palabras en una conversación diaria.

Durante la actividad participaron estudiantes, invitados especiales y público interesado en el conocimiento de la cultura italiana.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − = 2