Proceso general de evaluación

Dr. Jesús Marcos Soriano

Para que la evaluación permita tomar decisiones que favorezcan el aprendizaje de los estudiantes, debe aplicarse:

  1. En forma continua con propósitos: diagnóstico, formativo y sumativo.
  2. Como un proceso sistemático; es decir, debe planificarse, aplicar una variedad de técnicas e instrumentos en función de competencias, elementos de competencias, habilidades, conocimientos y actitudes, analizar los resultados y tomar decisiones para facilitar el aprendizaje de los estudiantes.
  3. Como un proceso participativo. Debe promover autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación.
  4. Para evaluar integralmente a los estudiantes; es decir, evaluar habilidades, conocimientos y actitudes.

En términos generales, evaluar es formular juicios de valor:

 

Para recolectar información suficiente, válida y confiable, es necesario especificar lo que se quiere evaluar, pues de lo contrario improvisamos y recolectamos información que no nos va a servir para tomar las mejores decisiones.

La información que recolectamos debemos procesarla para facilitar la formulación de juicios de valor.

. ESPECIFICAR LO QUE SE QUIERE EVALUAR

 

Si se va a evaluar el rendimiento en el aprendizaje del estudiante, debe especificarse lo que se evaluará, dependiendo del propósito de la evaluación que se aplicará:

  1. Si va a realizar evaluación diagnóstica para determinar el nivel real de entrada de los estudiantes; entonces, deben especificarse los conocimiento, habilidades, y actitudes (competencias y elementos de competencia) que el estudiante debe traer porque son prerrequisitos indispensables para alcanzar el dominio de las competencias y elementos de competencia a desarrollar con la asignatura que cursará.
  2. Si va a realizar evaluación formativa, para saber si los estudiantes están aprendiendo, o no; si están logrando el dominio de los conocimientos, habilidades y actitudes (elementos de competencia), si tienen problemas o dificultades que limitan su aprendizaje; entonces debe especificar las competencias, elementos de competencia y las habilidades, conocimientos y actitudes que debe desarrollar con la asignatura. También los criterios de evaluación.
  3. Si va a aplicar evaluación sumativa, entonces debe especificar las competencias, elementos de competencia y las habilidades, conocimientos y actitudes que debe desarrollar con la asignatura. También los criterios de evaluación.
  4. Las habilidades, conocimientos, las actitudes y los criterios de evaluación (elementos de competencia – competencias) servirán de referentes para seleccionar las mejores técnicas de evaluación y elaborar los instrumentos apropiados.

  1. RECOLECTAR INFORMACION

Después de especificar lo que se quiere evaluar, hay que recolectar información suficiente, válida y confiable; para ello, hay que recurrir a la aplicación de técnicas e instrumentos que más se adecuen a los conocimientos, habilidades y actitudes a evaluar y al propósito de la evaluación.

La evaluación diagnóstica se aplica al inicio del estudio de cada carrera, antes de comenzar un ciclo de estudios, o unidad de aprendizaje; siempre, para diagnosticar el nivel de entrada de los estudiantes, con el propósito de adecuar el desarrollo del programa de estudios al nivel con el que llegan los estudiantes.

La evaluación formativa se aplica durante todo el proceso de enseñanza aprendizaje, para saber si el estudiante está aprendiendo, o no; si está progresando hacia el dominio de los elementos de competencia y de las competencias; si tiene problemas o dificultades de aprendizaje. Todo ello para adecuar el ritmo y estilo de enseñanza al ritmo y estilo de aprendizaje de los estudiantes, o también, para darle al estudiante orientaciones adecuadas para que supere sus problemas que limitan su aprendizaje.

La evaluación sumativa se aplica al finalizar el proceso de enseñanza  aprendizaje, al terminar períodos programados por la institución (parciales, ciclos, etc.) o por el docente; para certificar el dominio de las competencias.

 

  1. PROCESAR LA INFORMACION

 

No es suficiente con determinar cuántas  respuestas correctas tiene    en un examen cada estudiante; es necesario procesar la información para determinar:

  • Número y tanto por ciento de estudiantes que contestaron correctamente cada ítem.
  • Número y tanto por ciento de estudiantes que lograron el dominio de las habilidades, conocimientos y actitudes de cada elemento de competencia, y por tanto de la competencia.
  • Puntaje y nota obtenida por cada estudiante, en función del nivel de dominio de los elementos de competencia y de las competencias.

  • Nº y % de estudiantes que contestaron correctamente cada ítem.
  • Nº y % de estudiantes que logran el dominio de las habilidades, conocimientos y actitudes de cada elemento de competencia.
  • Competencias y elementos de competencia que cada estudiante logró.
  • Puntaje y nota obtenidos por cada estudiante, en función del dominio logrado de los elementos de competencia derivados de la competencia evaluada.

 

  1. FORMULAR JUICIOS DE VALOR

Todo el procesamiento de la información es para facilitar la formulación de juicios de valor, los cuales son diferentes dependiendo del tipo de evaluación.

  1. TOMAR DECISIONES

Cada evaluación de los aprendizajes debe servir para tomar decisiones en beneficio del aprendizaje de los estudiantes; las decisiones dependen del propósito de la evaluación.

 

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 9 = diez