Detrás del espejo es la obra musical que llamó la atención de muchos salvadoreños

La obra incorpora la música en vivo del grupo Cultura Rock, de la casa de la cultura de Mejicanos.

Texto: Wilber Corpeño
Fotos: Cortesía de Ministerio de Cultura
La Palabra Universitaria

El poema, creado entre mayo y junio de 2018 por los maestros Erick González, quien recientemente falleció; Francisco Castillo e Iván Parada, dio vida a la muestra de danza contemporánea 2019 de la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié, Detrás del espejo, en la que Claudia Peña es debutante en la creación de la muestra.

La obra dancística, según el maestro Iván Parada, coreógrafo y maestro de la escuela, “tiene que ver con la dualidad del ser frente a una forma de la no identificación y la identificación con uno mismo y con los demás; es una obra creada en un solo tema, pero con diversas sensaciones y emociones que el ser humano vive día a día”.

Durante una hora y diez minutos, 17 bailarines de los cursos regulares presentaron una obra existencialista. “La idea de la obra es lo que usted, a nivel de sensación o idea, le haya provocado”, explicó el director artístico, Francisco Castillo.

En la escena predominan los blancos y el rojo; “el rojo es una transición y el amarillo representa el momento brillante y culmen de todo mundo”, amplía el maestro Francisco Castillo, además la escenografía comprende una cama, maletas, marcos de espejos y letreros.

El vestuario, tejido y trenzado a través de nudos de macramé, representa “la red, el concepto, el nudo es justamente una cárcel para estar atrapados en una sensación, en un vicio, en algo. Cuando uno está frente al espejo, uno se puede observar y unos son coquetos, es como estar encerrado en eso, verse bien, la imagen”, explicó el maestro Parada.

La conceptualización del vestuario estuvo a cargo de la docente Rhina Chávez y los estudiantes de la Universidad Francisco Gavidia, mientras que de la confección se encargaron los miembros del elenco.

Un aporte valioso de la obra es la incorporación de jóvenes que pertenecen a diferentes agrupaciones de rock y que convergen en la Casa de la Cultura de Mejicanos: Lourdes Burgos, Franklin Alfaro, Óscar Pérez, Roberto Pineda, Juan Carlos Quintanilla y Jason Moreno son los creadores de la melodía y efectos sonoros de la obra, bajo el nombre Cultura Rock.   

René Muñoz, director musical, explica que “cada efecto, cada sonido, va ajustado al movimiento que ellos hacen por escena”. 

Si bien la obra tiene melodía base, los espectadores pudieron escuchar improvisación musical en vivo a lo largo de la puesta en escena.

“De hecho nunca va a salir una presentación igual, porque todo es dependiendo de las emociones que emanan de arriba, por eso siempre estamos atentos a los bailarines y la música sale en el momento”, afirmó Quintanilla, de la casa de la cultura de Mejicanos.

El espectáculo se presentó el fin de semana en la Gran Sala María de Baratta del Teatro Nacional de San Salvador.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis + = 12